MANTENIMIENTO DE NUESTRO ORDENADOR

Tanto si es un ordenador de sobremesa como portátil, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos con los cuales evitaremos alguna de las averías o fallos mas frecuentes por los que puede pasar nuestro equipo.


No obstruir las entradas ni salidas de aire.

Todo equipo informático hoy en día genera una calor residual derivada de los componentes que se encuentran en su interior, cada fabricante en función del equipo diseña sus máquinas para que estas sean autónomas y se refrigeren en la medida de lo posible autónoma mente, por ello nunca deberemos tapar o obstruir dichas rejillas.

Limpieza de las entradas y salidas de aire y ventiladores

 

Empezare recomendando que esta labor sea en un entorno amplio y ventilado, un método muy práctico es el de sacar de su emplazamiento la torre y retirar la tapa lateral en horizontal, luego con ayuda de una brocha pequeña ir retirando el polvo adherido y a su vez con una aspiradora succionar toda la basura que suelta, en el caso de los portátiles se puede succionar directamente por las rejillas para desatascar toda esa pelusa o si se puede retirar alguna tapeta que suele estar solo cogida con varios tornillos acceder al ventilador y proceder igual.

 

Si no se dispone de aspirador, se puede usar algún sprait de aire comprimido para soplar.

Otro apartado que no se debe pasar es la de la limpieza de la pantalla así como del teclado y ratón. para los teclados tanto de sobremesa como de portátiles se puede proceder de la misma manera que arriba menciono, y a su vez complementar con el paso de un trapo húmedo y sin productos agresivos, para las pantallas el proceso del trapo húmedo es el mas indicado siendo interesante el uso de gamuzas especiales para ese tipo de aparatos, muy similares a las toallitas de lentes.

 

CONCLUSIÓN

 

Si mantenemos los alrededores del equipo libres de polvo suciedad prolongaremos la vida útil de los mismos y evitaremos el tener que realizar esta tareas de limpieza y mantenimiento con mucha asiduidad.